Oviedo y su prerrománico

Vamos a invitaros a dar un paseo por Oviedo, sus rincones, su patrominio prerrománico, en resumen una ciudad para descubrir a través de su historia.

Cómo llegar a Oviedo

Entraréis en Oviedo, la capital del Principado por la Autovía A-66 directamente a la Plaza de la Cruz Roja, glorieta de acceso a la ciudad (las glorietas ovetenses se caracterizan por sus fuentes de agua) y tomaréis la calle que asciende frente a vosotros c/Víctor Chávarri, para colocaros en el carril izquierdo y a 200m entrar en el Parking “El Vasco”, haciendo esquina con la calle Gascona, que en su sector más bajo, alberga uno de los monumentos más característicos del prerrománico como obra pública del período del rey Alfonso III, la fuente de Foncalada.

Catedral y Cámara Santa

Volviendo los pasos atrás ascenderéis por toda Gascona en sus dos sectores hasta llegar a la Calle Jovellanos donde podréis ver parte del cinturón defensivo de murallas que protegía la Ovetus medieval, y subir por la calle del Águila junto al Archivo Histórico hasta la Plaza de la Catedral,  Catedral de San Salvador, gótica con elementos románicos, prerrománicos y barrocos.

Su Cámara Santa pertenece al prerrománico y las joyas en ella custodiadas también, como bien sean la caja de las ágatas de 910 o la Cruz de los Ángeles de 808 y símbolo de la ciudad, Cruz de La Victoria de 908 y símbolo del Principado. Como elemento románico está la vieja torre de la basílica románica de 1175.

La catedral gótica comienza en 1293 y concluye en la torre en 1587 obra de Rodrigo Gil de Hontañón, considerada la mejor de todas las torres rematadas en flecha de España, en ella está instalada la gran campana Wamba de 1219 de 1’22m de boca, el Barroco lo encontraremos en la girola y en las capillas laterales.

2008 fue Año Santo, al cumplirse los 1100 años de la Cruz de La Victoria, y los 1000 años de la Cruz de los Ángeles, con lo cual fue concedida la indulgencia plenaria por el Jubileo de la Santa Cruz.

Lugares con encanco, Prerrománico de Asturias

El Oviedo de La Regenta

Seguimos con nuestro paseo por oviedo y desde la plaza de la catedral, yendo a sus pies se encuentra la capilla de la Balesquida, capilla urbana de origen altomedieval de gran querencia por los ovetenses, a su lado el Palacio de la Rúa pasa por ser el más antiguo de la ciudad. Frente a él  y las casas góticas de la plaza se encuentra la escultura de “La Regenta a la salida de misa”.

Desde ahí, calles Rúa y Cimadevilla, estas dos calles arriba nos hacen llegar a la Plaza de la Constitución pasando bajo el arco del  Ayuntamiento de 1622,(antes de llegar al arco, está la bocacalle que da a la Plaza de Trascorrales, antigua plaza del pescado)  desde la plaza del ayuntamiento (o de la Constitución). En la plaza está la oficina principal de turismo de la ciudad.

Pasando entre ella y el lado de la Iglesia de San Isidoro, bajando por la calle Fierro se llega a la plaza del Fontán de 1795, levantada por la corporación municipal y algunos comerciantes como “galería comercial de la época” porticada y adintelada sobre columnas.

En la plaza contigua de Daoiz y Velarde se encuentra el cañu del fontán de 1657, la antigua Casa de Comedias que es la biblioteca municipal de 1671, y el Palacio del Marqués de San Feliz,  obra de 1723 que albergó el primer Apostolado completo de El Greco. Ahora se encuentra en nuestro Museo de Bellas Artes.

Un paseo por Oviedo y sus palacios

Saliendo de la plaza del Fontán por la calle Suárez de la Riva se llega a la sede de nuestro parlamento, La Junta General del Principado, (a su lado está la oficina de Información y Turismo de Oviedo, en la esquina del Campo San Francisco, conocido popularmente como “el escorialín”).

La plaza de La Escandalera, el Teatro Campoamor y  uno de los limites del Campo San Francisco que limita su lado norte en la Calle Uría son vuestro entorno ahora.

La Calle Uría une Fruela con la estación de ferrocarril y es por donde el Oviedo medieval y decimonónico empieza a abrirse camino a la modernidad. Cuenta con un tratamiento fachadista en muchos casos notabilísimo.

Patrimonio de la Unesco son  San Julián de los Prados, Santa María del Naranco, San Miguel de Lillo y  San Tirso, obras del Prerrománico Asturiano.

Palacios Barrocos y Renacentistas como el de los Marqueses de Camposagrado, Santa Cruz, Palacio Arzobispal, la Casa Campomanes, Palacio de Velarde, etc. Así como el Hotel de la Reconquista antiguo hospital de peregrinos.

 

Oviedo y La Regenta

Oviedo es una ciudad para pasear y alzar la mirada para no perderse ningún detalle.

Desde el centro de la ciudad no es nada difícil acceder hasta los monumentos Prerrománicos de Santa María del Naranco y San Miguel de Lillo, en la falda del Monte Naranco. Seguid subiendo hasta los pies del mismo Cristo De las Cadenas que corona la cima y divisar una panorámica de todo el valle donde se asienta la ciudad.

Oviedo es una ciudad para ir descubriendo sus fachadas y sus alturas, levantad siempre la vista arriba
Feliz Paseo

Comments are closed.